(Video) Máximo Banguera revela detalles inéditos de su carrera

Máximo Banguera reveló detalles de su carrera deportiva en el programa Tarjeta Dorada. El arquero recordó sus inicios y también la millonaria oferta que rechazó por seguir en Barcelona Sporting Club.

A los ocho años fue llevado a Fedeguayas como delantero por la mamá de un compañero, pero ¿cómo comenzó su aventura en el arco?

“Fue en una semifinal que el arquero no llegó, el profesor preguntó quien quería tapar y dijo yo. Mi papá fue arquero. Nos fuimos a los penales y atajé tres”, comentó.

Al ser preguntado por los porteros que mira o admira, Máximo dejó claro que los jóvenes son a los que más observa.

“Yo miro mucho a los arqueros y más a los jóvenes. He hablado mucho con el muchacho Gonzalo Valle (Guayaquil City), él va a ser un arquerazo; Leonel Nazareno (Liga de Quito) también. Víctor Mendoza va a ser un buen arquero y le he dicho simepre que va a ser el arquero de Banguera, y no muy lejano. Johan Padilla también me da gusto verlo”.

Banguera y Dreer

Sobre la famosa foto con Esteban Dreer en un Clásico del Astillero en el estadio Capwell, donde ambos se estaban dando un abrazo, el portero del Ídolo comentó: “Con Dreer me llevo bien, entre nosotros hay amistad, respeto y admiración. Dreer es un gran arquero y una excelente persona. Ese día me estaba felicitando por el buen año y me preguntó si ya había arreglado, le dije que no y me dijo ‘¿qué esperas?'”.

Y agregó: “La primera vez que compartí con él fue en la Selección, a veces me explicaba algo y sentí esa honestidad. Muchos arqueros saben y no te lo enseñan”.

¿Hay amistad entre los jugadores del Astillero? “Si hay amistad. Yo me llevo con Dreer, Baguüí, Achilier, Dixon Arroyo es como mi hermano, con Nelson Solíz porque yo trabajaba con el papá de él en la Bahía, es un comercial”.

El futbolista también reveló por qué situación se demoró su renovación con BSC: “Fueron por algunos factores en el sentido de que en el 2015 no tuve un buen año, después de la pérdida de mi mamá no quería jugar más, ella era un pilar fundamental en mi vida”.

Y agregó: “En el 2016 los dirigentes decidieron bajarme el sueldo, les dije que no tenía ningún problema, yo estaba consciente que no había tenido un buen año y no merecía ganar eso. Mi sueldo no era muy alto y me bajaron casi al 50%. En el momento de la renovación me senté con la misma persona y le dije que era momento de que me devolvieran lo que me habían quitado. Quería el mismo sueldo que tenía, ni más ni menos”.

Banguera reconoció que Liga de Quito le hizo una oferta de esas que no se pueden rechazar, pero lo hizo por el amor que le tiene a Barcelona.

1’600,000 me ofrecieron para firmar ya. De hecho lo que hice fue agradecerle a los señores Paz por tomarme en cuenta. Mi felicidad es Barcelona y siempre voy a estar muy agradecido por la gente que me dio su apoyo”.

Y afirmó: “No es necesario ser millonario para ser feliz. La felicidad uno la construye y la disfruta, uno puede seguir trabajando haciéndolo de otra manera”.

También contó que pudo vestir de azul: “Antes de llegar a Barcelona yo tenía todo arreglado con Emelec, había firmado un pre contrato y lo arreglé con el Ñato García en el 2008, incluso él me entregó un dinero que después me lo regaló y no lo devolví. Yo les dije a ellos que iba si se quedaba solo Elizaga, pero contrataron a Klimowicz“.

¿Qué significa jugar en Barcelona? “Es una alegría, fue un sueño hecho realidad”.

Al ser preguntado por si se escucha a la hinchada de Emelec en el Capwell, dijo: “No se escucha, en el momento que arranca el partido no se entiende porque uno está tan concentrado en el partido, son 90′ minutos mirando la pelota. Nosotros también estamos acostumbrados a jugar con cancha llena. Cuando jugaba en Espoli era distinto, ahí daba miedo venir acá”.

¿El penal que más recuerda y le haya provocado locura? “El último contra Palmeiras“. Y ¿por qué dudó? “Lo que pasa es que el juez de línea quería hacer repetir el penal, él me llamaba y yo me fui de largo, me hice el loco porque yo me había adelantado”.

Fuente: Estadio