(Video) Luis Enrique: ‘Yo no me acerco a una TV ni borracho’

Pueden ser contadas las goleadas trascendentales que ha recibido el Barcelona en los últimos 15 años; pero en apenas dos temporadas y media bajo el mando de Luis Enrique, el equipo catalán ya ha sufrido dos: una, en la ida de la Supercopa de España 2015 ante el Athletic de Bilbao por 4-0 –con la que se despidió del título del torneo– y otra, la semana pasada, ante el París SG por igual marcador en los octavos de final de la Liga de Campeones. Sobre ese último resultado, el partido de vuelta en la serie europea y su futuro en el Barça, las críticas que se reciben se refirió el DT en diálogo con el diario AS.

¿Se puede trabajar con tiempo la remontada?
Queda un mes (el 8 de marzo será la vuelta). Lo marcamos como algo importante y está en mi cabeza desde el martes (pasado), pero sería ingenuo pensar en ese partido. Hay que jugar cuatro partidos previos (por Liga) que son claves (…). Habrá tiempo de sobra para pensar el PSG.

Sergio Busquets y Andrés Iniesta dijeron que el PSG los superó tácticamente. ¿Se siente con el respaldo del vestuario?
Da igual lo que (yo) pueda decir. Solo respondo sobre mis declaraciones. De todas las que hice. Lo demás lo hablo en el vestuario, dentro del vestuario y cara a cara. El resto se lo digo a ustedes (a los medios de comunicación).

Después del partido de París, costaba hablar de remontada del Barcelona el Nou Camp. Pero pasan los días. ¿Cómo ve al equipo, lo ve con ánimos?
Lo acabo de contestar. Queda un mes. Lo tengo en la cabeza desde el martes (anterior) y va a estar cada noche y cada momento. Pero no podemos hablar de un partido para que él quede un mes.

¿Esto que sucedió en París puede afectar en el resto de temporada del Barça?
Sin duda. Es una competición que amamos y en la que hemos tenido buenos resultados. Es un varapalo (golpe), pero ese resultado no ha caído del cielo. El rival lo mereció. Hay que aceptarlo. Eso es el deporte y eso es el fútbol. A partir de ahora, a mejorar. No pasó nada que no mereciésemos. Incluso pudo ser mayor la derrota.

Tras el partido, se dijo que el vestuario había perdido confianza en usted.
(Risas). Pues nada.

Luis Suárez dijo que no dudan del entrenador.
No he escuchado nada. Yo no los escucho nunca (a los medios de comunicación), así que estos días no me acerco a diez metros de un televisor ni borracho. Son de esas declaraciones que no tengo ni que comentar. Me avala mi trabajo. Al que le guste bien y al que no, también.

Después de lo sucedido en París, existe la sensación de que la temporada está perdida. ¿La liga está viva?
Los que han dicho esas cosas son los optimistas… Pero como este es un mundo de exageraciones, solo me queda pensar que ni es negro ni es blanco. Hay muchos matices. Estamos un pelín (un poco) tocados y estoy seguro de que tendremos alguna oportunidad. Eso para los optimistas. Para los pesimistas no digo nada.

¿Cuánto le afectó a nivel personal la derrota y que en las portadas apareciese usted como señalado?
Me afectó cero. Las críticas me afectan cero porque de lo contrario no podría estar en este cargo. Los primeros que hacemos autocrítica somos nosotros, e intentamos encontrar soluciones. Hay una distancia considerable entre nosotros y mi persona y lo que forma parte de este circo.

Se habla de su futuro en el Barcelona. ¿Tiene usted tomada la decisión, o varía en función de lo que ocurra estos meses?
Lo único seguro es que nada de lo que pase estos meses tendrá que ver con mi decisión. Ni uno ni diez partidos. Y no, no he tomado la decisión (de irse).

Tras el partido perdido ante el PSG se dice que el Barcelona ha perdido la esencia. ¿Ya no se hace lo que se hacía antes?
Valoré bastante claramente lo que fue el partido. Entiendo que les pueda interesar profundizar y seguir agitando el cocktail, pero me centro en los aspectos positivos y en las cosas que nos hacen más fuertes y para eso necesitamos hacer muchas de las cosas que han caracterizado a este equipo. (D)

8
Títulos

ha levantado Luis Enrique con el club catalán; entre estos, dos ligas españolas (2014/15 y 2015/2016), una Liga de Campeones (2014/15) y una Copa Mundial de Clubes (2015).

Fuente: El Universo