Valencia y Herrera, cómplices en el United

Comparte:

Un día más, suena el despertador en el lujoso barrio residencial de Bowdon, en Hale, a 30 minutos de Manchester y a solo 10 del Aon Trainnig Complex, lugar de entrenamiento del Manchester United. Ander Herrera se prepara para un nuevo día de fútbol. A escasos metros, Antonio Valencia calca el proceso, alistándose para otro entrenamiento. Ambos comparten equipo, amistad e idioma, lo que les permitió estar muy unidos desde que el español arribase hace tres años al club británico.

En verano de 2014, Herrera comenzó una nueva aventura. Lo que no sabía es que esta estaría adornada por conversaciones sobre “comida, playas y gente de Ecuador”. Tiene un buen maestro, y no es otro que ‘Toño’, que para el ibérico, es “el mejor jugador de la historia de Ecuador y el mejor lateral derecho del mundo, junto a Carvajal, del Real Madrid”, dice en una conversación telefónica con EXPRESO.

Define al tricolor como “una persona muy tímida, pero siempre dispuesta a ayudar”. Herrera llegó al grande inglés desde el Athletic de Bilbao. El vasco, a pesar de ser abierto, llegaba con cierta vergüenza por compartir vestidor con cracks. “Me sorprendió muchísimo, porque Antonio lleva ocho años siendo estrella mundial, ídolo en su país, y para él cada día es como si acabara de empezar a jugar”.

El español habla del amor que tiene ‘Toño’ por Ecuador. “Lo suyo con la comida… Habla muchísimo de todo aquello, de los paisajes paradisíacos. Es una persona que ama sus raíces y que no las olvida. Dice que la gente ecuatoriana es muy amable y siempre dispuesta a ayudar, y la verdad que él es así: un ecuatoriano más”, cuenta entre risas.

Si la lluvia lo permite, aprovechan para salir a pasear. Y es que ambos son papás. “Es muy familiar, está absolutamente volcado por su hija”, cuenta su amigo, antes de asegurar que si algo tiene claro la figura ecuatoriana es que “volverá a vivir a su país en cuanto deje de jugar en Europa”.

Ese regreso le alejaría de los ‘flashes’ de los periodistas ingleses, algo que le incomoda. “Es extremadamente discreto con las fotos, eso también me sorprendió, porque es un jugador importantísimo. No está cómodo siendo el centro de atención, ni siendo protagonista de nada”, relata el volante.

Antes de todo esto, quedan muchos sueños por cumplir. Algunos los comparte con el ibérico, que tiene un deseo que puede cumplirse pronto: “Ojalá podamos jugar esta final juntos”. Ambos están listos para el duelo de hoy, en el que el United visitará al Celta español, por la ida de la semifinales de la Europa League.

Dato

7 temporadas acumula el polifuncional jugador ecuatoriano defendiendo la camiseta del Manchester United.

Fuente: Expreso