Una prueba de confianza

La revelación que Diario EXPRESO hizo hace algunos días respecto al conflicto interno que existe en Emelec, por lo que una fuente describió como “celos profesionales” (malestar por el alto sueldo y bajo rendimiento de Jefferson Montero), se convertirá en una especie de prueba de confianza hoy, cuando el campeón ecuatoriano visite a River Plate por la cuarta fecha del grupo D de la Copa Libertadores de América.

El martes el director técnico Alfredo Arias confirmó las declaraciones que en la víspera le concedió a este medio, en relación a que luego de la derrota sufrida ante Delfín puso su cargo a disposición del presidente Nassib Neme, pero este ratificó su confianza en él. Sin embargo, eso no sería suficiente para seguir al mando de la nave azul, al margen del resultado del encuentro de esta tarde.

“Yo no soy juez de nadie, y menos de la vida personal de un jugador mío. Soy entrenador y sé lo que quiero para mi equipo y lo que no quiero para mi equipo. Le dije al presidente que nuestro cargo estaba a disposición, liberándolo, porque creo que el presidente y Emelec lo merecen, porque estamos en una situación de que alguna medida hay que tomar”, afirmó el director técnico uruguayo.

Una persona vinculada al cuerpo técnico del campeón ecuatorianole confirmó a EXPRESO que Arias se siente “decepcionado” por las actitudes “poco profesionales” de algunos jugadores, que desembocan en una crisis de resultados, con ocho derrotas entre el campeonato nacional y la Copa Libertadores de América.

Fiel a su política, la dirigencia millonaria resolverá los inconvenientes casa adentro, sin alimentar espectáculos mediáticosy buscando encaminar al plantel por el camino correcto.

La decisión de que Arias se quede o no pasará exclusivamente por él, aunque el principal del Bombillo está convencido de su trabajo, al punto de mantener su propuesta de renovarle contrato hasta diciembre de 2019.

Mañana Neme y Arias se reunirán en Guayaquil para tomar una decisión final.

El volante Nelson Soliz y el golero Esteban Dreer reconocieron que el plantel está “anímicamente mal”, pero se sienten seguros de que saldrán adelante.

“Mis compañeros, la directiva y yo respaldamos al profesor Arias. La gente siempre critica al entrenador, pero aquí los culpables somos todos. Los jugadores somos los que entramos a la cancha”, comentó Soliz.

Fuente: Expreso