Toño, el último tricolor en Europa

Comparte:

El duelo de tricolores fue de principio a fin. El Manchester United, de Antonio Valencia, superó al Rostov, de Christian Noboa, por la mínima diferencia y se metió entre los ocho mejores de la Europa League, el segundo torneo más importante a escala de clubes del continente.

Sin embargo, Noboa dio pelea hasta el pitazo del árbitro. En la última jugada, el volante central cobró un tiro libre desde 25 metros. El balón iba a meterse por la esquina superior izquierda del arco, pero el golero Sergio Romero reaccionó a tiempo y lo desvió. Después de eso el cotejo terminó.

Fue tan impresionante la volada de Romero, que el mismo Noboa fue a felicitarlo cuando se consumó el final.

Noboa lo dio todo. Saltó a la cancha de Old Trafford como el capitán del cuadro ruso. Se paró en el centro de la cancha y tuvo la tarea de evitar las arremetidas de los volantes del Manchester United.

Al frente también estuvo Antonio Valencia. Él siempre se lanzó al ataque por el costado derecho. En ninguna jugada el extremo derecho tuvo que encarar a Noboa. Pegado a la raya lateral, trató de llegar hasta la última línea para lanzar centros. En los cuatro balones que consiguió meter al área con real peligro, los delanteros no pudieron rematar bien.

Durante el primer tiempo el duelo se inclinó para el local. Manchester United tuvo más tiempo el balón gracias a que Rostov esperó al borde del área.

Aquello provocó que Noboa tenga más trabajo defensivo. Casi no tuvo oportunidades para lanzarse al ataque. En las cinco que se animó, en dos probó con remates desde fuera del área, que fueron controlados por Romero.

Mientras, Valencia mantuvo su ritmo ofensivo hasta los 70 minutos, cuando Juan Mata consiguió el único gol del compromiso. Después, el entrenador del Manchester United, José Mourinho, dispuso que su equipo retroceda y cuide la ventaja, lo que implicó que Valencia renuncie a la proyección constante. Pasó más tiempo en su cancha, evitando alguna sorpresa.

Valencia ganó y Noboa dio el último susto. Un buen final para el duelo tricolor en Europa.

Fuente: Expreso