Su mejor ‘cara’ de los últimos 33 años

Barcelona cambió, encontró regularidad y ahora hasta se da el lujo de imponer marcas. El equipo canario, con ocho jornadas invicto y un acumulado de 20 puntos, registra su mejor arranque de temporada de los últimos 33 años, calculando tres puntos por cada victoria.

La campaña torera de 1985 es la única que supera a lo que realiza el actual plantel de Guillermo Almada. En aquel ciclo del siglo pasado, el equipo obtuvo siete victorias y apenas una derrota. Luego, para la novena fecha, empató (1-1) frente a Deportivo Quevedo, sumando 22 unidades.

Allí estaría el factor que ayudaría a los dirigidos de Almada a destacarse por completo. En la siguiente jornada, cuando les toque jugar como visitantes ante Guayaquil City, en el Monumental, podrían superar los números antes impuestos.

Un nuevo triunfo significaría que el Ídolo acumule 23 puntos, firmando un nuevo récord en su historial. Sin olvidar que después de los ciudadanos, también recibirán a Deportivo Cuenca, pudiendo hacer más difícil de alcanzar el techo que llegarían a construir.

Descartando el período de 1985, el actual acumulado del equipo torero supera al de los siete últimos años en lo que conquistaron siete títulos nacionales, en donde ninguno supera los 16 puntos promedio en ocho primeras jornadas.

El promedio anotador es otro de los puntos que destacan el actual rendimiento de los barcelonistas, quienes con 18 goles han conseguido llenar el vacío que dejó Jonatan Álvez, teniendo a Juan Ignacio Dinenno como nuevo artillero.

Incluso, se dieron el lujo de doblegar a tres de los que tenían opción a pelear por el trofeo final: Delfín, El Nacional y Emelec. Los dos últimos se llevaron una goleada del Monumental.

Campeón con un decena

Diez puntos en los ocho primeros cotejos, la mitad de los que actualmente tienen los amarillos, fueron los que necesitó la generación de 1980 para conseguir la sexta estrella de la historia.

En esa temporada, Barcelona terminó el pentagonal final igualado con Técnico Universitario en la primera ubicación y, luego de tres enfrentamientos entre los dos clubes, los guayaquileños se pudieron quedar con el trofeo de campeón, tras el desempate.

Mantener el nivel

Que Barcelona mantenga el protagonismo y el estilo de juego será fundamental para cuando llegue la jornada 11, no solo porque tendrá que salir de su estadio luego de tres fechas seguidas, sino también porque enfrentará a Liga de Quito en ida y vuelta.

Los albos, siendo máximos perseguidores del plantel de Almada, arriesgarán todo en ambos compromisos, debido a que será fundamental para trazar la ruta a ganar la primera etapa.

Sin embargo, el timonel uruguayo advirtió que no todos los partidos serán buenos, porque es imposible hacer “grandes juegos en 44 fechas de campeonato”. “El fútbol actual es muy difícil. El año anterior marcamos una diferencia futbolística mayor a Delfín y no ganamos. Este año no empezamos bien y estamos ganando”, reflexionó.

“Recuerdo que fuimos campeones”

En 1985 Barcelona se mandó un arranque impresionante. Hizo 21 puntos en los primeros ocho partidos. Jimmy Montanero estaba en la mitad de la zaga. Ahora es directivo amarillo.

Fuente: Extra