Pesó la jerarquía

El par de desbordes que Jefferson Montero realizó en los últimos minutos del primer tiempo ilusionaron a la hinchada azul, pero la jerarquía de Vinícius Jr. los devolvió a la realidad. Esa diferencia le permitió a Flamengo dar un golpe de autoridad anoche en el estadio Banco del Pacífico-Capwell y gracias a su victoria (1-2) sobre Emelec pasó a comandar el grupo 4 de la Copa Libertadores.

Fue un partido atípico, que se definió gracias al fútbol contundente del delantero brasileño que desde el próximo año formará parte del Real Madrid.

El campeón ecuatoriano tuvo un arranque impetuoso e incluso en algunos pasajes de la primera fracción logró arrinconar a su rival, gracias a la velocidad de Ayrton Preciado y la fuerza de BrayanAngulo, quienes no tuvieron en Fernando Luna al socio que necesitaban para someter a los cariocas.

Montero ingresó en los últimos minutos del primer tiempo, sustituyendo al lesionado Robert Burbano, y con un par de desbordes logró romper la férrea resistencia de la visita, sin que sus compañeros logren cerrar las jugadas.

En la segunda mitad llegaron las mayores emociones.

Angulo amplió su racha goleadora, poniendo en ventaja a los eléctricos y motivando la reacción del Fla. El técnico PauloCarpeggiani le dio ingreso a la futura estrella ‘merengue’, quien en un par de acciones inclinó la balanza y aseguró la victoria brasileña, en apenas 18 minutos que estuvo en la cancha del Capwell.

La caída compromete el futuro de Emelec en la Copa Libertadores, que ahora deberá recibir a River Plate, antes de devolver las visitas a Flamengo y al cuadro argentino, teniendo que cerrar su participación en casa con Santa Fe. Con un punto, quedó en el fondo de la tabla (por gol diferencia).

Lo que dejó el partido

Mejoró el control

Aunque al final del partido hubo lanzamiento de objetos a la cancha, han desaparecido las peleas en las gradas. En el sector de la general de la avenida Quito se impidió el ingreso de bombos y los lienzos grandes. La seguridad realiza un buen trabajo.

El hándicap de siempre

La cuota extranjera sigue siendo el dolor de cabeza de los azules. El colombiano Estéfano Arango no estuvo ni entre los concentrados y el argentino Fernando Luna fue de más a menos ante Flamengo. La calidad de la base nacional maquilla el déficit foráneo.

Fuente: Expreso