Perdón a Alejandro Valenzuela depende del plantel

Comparte:

“El profe piensa mucho más con el corazón que con la cabeza (…). Él sabe que cometió un error”. Estas frases fueron parte de las conclusiones que sacó el delantero de Liga de Quito Hernán Barcos sobre la afirmación del preparador físico (PF), Alejandro Valenzuela, de que en el equipo universitario no hay “jugadores tan inteligentes”.

La declaración de Valenzuela se dio después del 1-1 contra Deportivo Cuenca, partido jugado el pasado lunes en la Casa Blanca, y en un momento en el que el profesional contó que estaba ‘envenenado’ por las críticas despiadadas que había escuchado, a un periodista, en contra del DT Gustavo Munúa.

“Es una situación difícil para todos. Un error lo comete cualquiera y más en un momento de calentura cuando escuchas que atacan a un colega. Igual nos pasa a nosotros si escuchamos que atacan al profesor (Munúa), y los culpables somos todos”, explicó el Pirata Barcos.

En una conferencia de prensa ofrecida por Barcos y Valenzuela, y en la cual solo se aceptaron tres preguntas, el preparador físico asumió como “un error grave” lo dicho el lunes y se esperanzó en el ‘perdón’.

“Voy a tener una charla con los jugadores y si siento que les falté el respeto y que no es permitido mi perdón, daré un paso al costado. Acá lo principal son Liga y los jugadores”, asintió.

Entre sus explicaciones, contó que su esposa e hijo lo “asesinaron” con recriminaciones, ya que le hicieron caer en cuenta que calificó de ‘tontos’ a los futbolistas. “Cometí un error capaz imperdonable, pero yo quiero a los jugadores sin importar el resultado”, aseguró.

El artillero Barcos aseguró que no darán más importancia al tema e indicó que será el plantel el que decida si se aceptan las disculpas del preparador físico, aunque dejó entrever que eso es un hecho. “Esperamos que esto no vuelva a suceder por el bien de todos y que todo quede acá”, concluyó.

Al parecer, esta tormenta está por pasar en el campamento albo. Mas, se inicia el desafío futbolístico: Liga tiene la obligación de ganar este domingo a Macará, en Ambato, dijo el Pirata. Caso contrario, otra vez, arrasarán las críticas, algunas crueles, en contra del uruguayo Munúa y del equipo.

Fuente: El Universo