0 Compartidas 38 Vistas

Olabe refuerza al IDV en su proyecto de formación

marzo 9, 2018
38 Views

Mejorar los procesos formativos, con la meta de entregar al mundo profesionales del fútbol, son entre otros, los objetivos primarios de Roberto Olabe, el jefe de estrategia deportiva de Independiente del Valle, quien trabaja desde hace seis semanas en el club ‘rayado’.

Nacido en Vitoria, España, el 20 de octubre de 1967, el exportero, actual gestor deportivo, se halla en la etapa de inducción, con la que establecerá el plan que calce en la realidad de la institución sangolquileña.

Detalla que su proceder se ciñe a tres pasos básicos: observación y propuesta, desarrollo y consolidación. A priori, su vínculo con el IDV será de tres años.

Olabe dice que no lo contactaron ni él llamó para ofertar sus servicios, al contrario, la relación con los directivos de Independiente nació hace tres años, tiempo en el que ha intercambiado opiniones y compartido momentos con ellos; en estos acercamientos surgió su afinidad con la visión del club.

El gerente de la entidad, Santiago Morales, corrobora aquello; menciona que conocieron a Olabe cuando este ejercía el cargo de director de fútbol en la Aspire Academy de Catar, a la que se unió en 2012.

Dicha academia y el ente ‘negriazul’ mantienen una alianza desde 2015, razón por la cual ya había venido a Ecuador, de hecho, algunos entrenadores de las divisiones formativas ya habían recibido charlas con él.

En una conceptualización muy pelotera, Morales indica que el español llega a “reforzar” la línea operativa de la organización y optimizar esa visión de formación integral que sostiene.

“No sé si Independiente del Valle sea el primer club del país en incluir un jefe de estrategia deportiva, pero sí sabemos que eso era lo que requeríamos. Hemos hecho un esfuerzo muy grande para poder contar con los servicios de un profesional de ese nivel”, asegura.

Olabe ha laborado antes en América, en naciones como Panamá y Bolivia, pero Ecuador será el primer país del continente que lo tenga 100% en forma presencial; ya reside en Quito.

Su pensamiento es claro, no viene a adaptar ningún modelo de proceder, porque cada sociedad tiene sus fortalezas y debilidades particulares y exigen su propia manera de hacer las cosas.

Mas, en general, considera que todo modelo debe contar con las dos “P”: paciencia y perseverancia. La primera para buscar los talentos, canalizarlos, y la segunda para no perder la motivación de forjar el talento humano encontrado.

Moldear alto rendimiento, fuera de la preparación física y técnica, debe contar con un complemento mental positivo, el jugador debe convencerse de querer ser un buen profesional de carrera.

Explica que ser profesional no es actuar en un equipo de primera categoría, sino cuidarse, perfeccionarse en su quehacer.

“Creo que parte de nuestra responsabilidad es también intentar preparar a los chicos para una carrera, que ellos vean que el fútbol es eso. No solo el momento del contrato, no solo el momento del traspaso, sino que intentemos convencerles que deben formarse para una carrera”.

Agrega que si se consigue alistar bien a los chicos para ser profesionales del deporte será más sencillo que luego se interesen por ingresar a la educación superior y seguir otras carreras.

Al consultarle sobre si es una debilidad que los jugadores locales tengan pocas posibilidades de éxito en ligas de primer orden como las de España, Alemania, Inglaterra… y les sea más fácil triunfar en estados con ciertas semejanzas al nuestro, como México, cita que toda conclusión debe ser fruto de un análisis.

“Quizás tenemos que identificar los escenarios, qué mercados pueden ser los mejores para una posible evolución del chico, ligas o países que al jugador ecuatoriano le sigan subiendo el nivel”.

Añade que si el atleta nacional, pese a tener buen físico y técnica, no se convence de poder triunfar en cualquier parte del mundo, es tal vez porque falta algo en su capacitación. “¿Por qué siempre vemos toda la responsabilidad en el chico? también tenemos que ver qué están haciendo los entrenadores, los formadores, por cambiar esa realidad”.

Wladimir López, coordinador de preparación física y preparador físico de la categoría sub-16, califica de acertada la incorporación de Olabe al IDV. Manifiesta que el ibérico tiene una visión progresista del fútbol y que esta clase de profesionales le vienen bien al balompié ecuatoriano.

“Nosotros como entrenadores vemos su aporte en la formación, luego vendrá la parte empresarial que lo verá desde la comercialización, pero poder formar desde la paciencia y la gestión, desde un contenido metodológico, es un salto de calidad importante”, asevera.

Fuente: El Telégrafo

Most from this category