Nada está dicho

Comparte:

Un contundente triunfo como local o una victoria fuera de casa, en muchas ocasiones sería para pensar que una ‘serie está cerrada’, pero esto no se aplica a rajatabla si se trata de una competición como la Champions League, más aún en instancias de cuartos de final, donde quedan los representativos que hicieron sus deberes para llegar a la fase decisiva.

Así es como los tres goles de ventaja que sacó la Juventus ante Barcelona en Turín, o el triunfo del Real Madrid ante el Bayern en Múnich, si bien son pasos importantes que ponen a los vencedores con amplias opciones de clasificar a semifinales, no son definitivos.

Hoy el Bayern quiere dar el golpe en Madrid ante los merengues. Para ello necesita ganar marcando tres goles o más. Una tarea difícil, pero no imposible, aunque los de Zinedine Zidane tienen la piel curtida en este torneo.

Por otro lado, mañana el Barça, que ya hizo la épica frente al Paris Saint Germain, cuando cayó 4-0 en la ida y luego remontó con un 6-1 en casa, tiene en Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar razones para creer, en otra gesta heroica aunque en frente tiene a una ‘Juve’, un club acostumbrado a jugar esta clase de competiciones y con mayor roce que los parisinos.

También hoy se podrá conocer a un semifinalista que saldrá de la llave entre el Leicester y el Atlético de Madrid. El gol conseguido en el Vicente Calderón será defendido por los colchoneros, en un negocio que saben hacer, mientras que el sorprendente Mónaco buscará mantener en casa la ventaja ante un Dortmund por demás luchador.

Fuente: Expreso