0 Compartidas 27 Vistas

Matías Oyola: “Merecemos jugar una final”

octubre 23, 2017
27 Views

Matías Oyola camina por los pasillos del estadio Monumental como si lo hiciera por su casa. Mientras muestra los atajos del recinto, bromea con quien se encuentra antes de aparecer en el graderío del palco oeste. Allí, se acomoda en un asiento y se le ilumina la mirada.

El capitán y líder de este Barcelona, semifinalista de la Copa Libertadores, atendió a EXPRESO para trasladar sus sensaciones antes del juego ante Gremio de este miércoles que, para él, será “el más importante” de su carrera y en el que la hinchada jugará un papel determinante.

– ¿Barcelona vuelve a estar entre los grandes de América. ¿Cómo está el vestidor?

– Con las mejores sensaciones. Solo jugar este torneo genera algo único, imagínate con la posibilidad de llegar a una final. El grupo está ilusionado, con muchísimas ganas de conseguir algo histórico, más aún después de lo vivido ante Palmeiras y Santos.

– ¿Pudo abstraerse de este partido durante este tiempo?

– Es imposible no pensar en lo que nos vamos a jugar. El otro día, en un entrenamiento previo a un juego de campeonato, estábamos hablando de lo que había hecho Gremio. ¡Imagínate, en la práctica hablando de Gremio! Es imposible no pensar en todo lo que genera.

– ¿Ya jugó el cotejo en su cabeza?

– Siempre lo juegas; siempre idealizas hacer las mejores jugadas, los mejores goles, ganar por una diferencia abultada. De la misma forma yo, como capitán, sueño con la posibilidad de levantar la Copa. Sería algo indescriptible, maravilloso. Pero seguro los capitanes de Gremio, de River o Lanús te van a decir lo mismo, por eso dependerá del que esté más convencido.

– ¿Qué juego imagina?

– Gremio es un gran equipo, más parecido a Palmeiras que a Santos, con un mayor juego asociado y una propuesta más ofensiva… Nosotros haremos el mismo planteamiento de siempre, presionando arriba y generando muchas opciones de gol. Y, sobre todo, apoyándonos en la ilusión y las ganas que tenemos, porque en eso seguro que ganamos. La pasión será clave, más aún acá. Con un estadio a reventar es imposible no querer dar más; la gente empuja, conmueve.

– Da la impresión que, para Barcelona, jugar primero de local será una ventaja.

– Totalmente. Se dice que hay que quedar primeros para definir en casa y todo eso. Pero a nosotros nos hizo bien ser segundos, jugar primero acá dando el 100 % y luego ir afuera, donde la presión la tiene el rival. Nosotros no sentimos esa presión, sino una ilusión tremenda de llevarnos la clasificación.

– También parece que les vino bien no ser favoritos. Ahora, en cambio, quizá sí lo son.

– No, no creo que seamos los favoritos. Jugamos contra un campeón como Gremio, tercero en Brasil y con un excelente plantel. Todos, salvo los barcelonistas y nosotros mismos, creían que íbamos a perder en los anteriores juegos. Nos vino bien, porque con humildad y de a poco crecimos. Ahora ya nos ven de otra forma, pero los favoritos son ellos.

– ¿Es su partido más importante?

– Sí, sin lugar a dudas. Me sucede en esta Copa que cada partido que viene es el más importante. Ahora, estos dos son los más importantes de toda mi carrera. Creo que nos merecemos jugar una final.

– Habla mucho del estilo de juego y la convicción. ¿Cómo se construyó esa confianza?

Un buen equipo se logra con tiempo. Barcelona estaba acostumbrado a que en enero se fuesen 20 jugadores y viniesen otros 20; se rotaban los técnicos, luego se iban y venían extranjeros. Así era muy difícil ensamblarse y conocerse. Una de las tantas cosas que hizo bien esta dirigencia fue mantener una base. Nos conocemos de memoria, sabemos dónde tirársela a Marcos (Caicedo), a Ariel (Nahuelpán), a Jona (Álvez)… Y eso es fundamental para hacer esta Copa y mostrar esa convicción de ser protagonistas.

– Quizá el único déficit es la falta de gol.

– Es cierto que genera dudas, pero creo que hemos sido superiores en todos los partidos. En ese sentido, el empate con Santos fue muy importante a pesar de que el resultado no fue el esperado. Fuimos muy superiores y eso generó que vayamos con mucha fe y confiados de que podíamos ganarlo allá.

PDR-IB

Igualó con el nacional

Barcelona salvó un punto

En la última jugada, Barcelona rescató un empate ante El Nacional, ayer en el estadio Olímpico Atahualpa.

Si bien el conjunto guayaquileño abrió el marcador, gracias a Marcos Caicedo, el local remontó y se puso 3-1 rápidamente.

En la recta final aparecieron Jhonatan Álvez y Segundo Castillo para empatar.

El entrenador, Guillermo Almada, reconoció que el resultado le sirve más en lo anímico. El equipo venía de una mala racha y sin puntería.

Aunque, el bicampeonato es una utopía.

Fuente: Expreso

Most from this category