Las víctimas de accidente con hinchas de Barcelona impulsan acciones legales

Doce dólares pagó Jean Carlos Rosales, de 21 años e hincha de Barcelona, por el viaje ida y vuelta a Cuenca en el bus de la cooperativa Señor de los Milagros que se volcó de retorno a Guayaquil el pasado 12 de agosto, segando la vida de doce aficionados y dejando con lesiones a alrededor de 20 seguidores del conjunto amarillo.

Él sufrió contusiones, incluido un golpe en el rostro, y ayer acudió al llamado de los abogados Pedro Navas y Carlos Karolys, quienes anunciaron su patrocinio a las víctimas.

Paola Viñán, quien perdió al padre de su hija de 3 años, dijo que temía que la compañía retomara operaciones sin que ellos reciban una indemnización. Indicó que directivos les prometieron $ 5.000 a cada familia, monto que consideró ínfimo para cubrir necesidades de una niña que se quedó sin el sustento de su progenitor.

Navas remarcó que la cooperativa Señor de los Milagros es responsable solidaria en el siniestro, en respuesta a dirigentes de la transportación que supuestamente dicen que el conductor debe responder a las familias, ya que fue contratado de manera independiente. Y refirió que la ley estipula que el monto de la indemnización se calcula en función del promedio de vida en el país.

La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) suspendió las operaciones de la cooperativa con sede en Daule y con ruta a Guayaquil, cuyo bus siniestrado no pasó la revisión técnica sino una ocular en el cantón Simón Bolívar (Guayas). Como parte de la intervención, las unidades son revisadas en Milagro de manera técnica.

De 45 buses, 37 aprobaron la revisión la semana pasada, pero quedaban ocho condicionadas. Hoy se prevé que estén listos los resultados.

Navas indicó que pedirán el expediente para definir la estrategia de defensa de los afectados en el siniestro.

12 hinchas
La cifra representa al número de seguidores de Barcelona que fallecieron el pasado 12 de agosto.

Fuente: El Universo