La Tri se adapta a la nueva cancha

Javier Rodríguez no quiere un detalle suelto antes del debut en el Campeonato Sudamericano sub-20. El entrenador de la selección nacional dispuso que los entrenamientos en Riobamba sean en el mismo estadio y en la noche.

Así, los tricolores se acostumbrarán rápido a la cancha y a la intensidad de las torres de iluminación. Ecuador jugará el miércoles contra Brasil.

Aunque el césped luce en perfectas condiciones, el balón salta de forma imprevista en ciertos sectores y es necesario dominar el recorrido del balón. A favor juega que la cancha está a 2.750 metros sobre el nivel del mar. Son cien menos que en el estadio Olímpico Atahualpa y la cancha de la Casa de la Selección. Por lo tanto, la velocidad del balón será igual.

Ayer, el equipo tenía previsto jugar un encuentro amistoso contra el Pucará Club, equipo vicecampeón nacional barrial y tricampeón provincial barrial.

Por disposición de Rodríguez, todos los entrenamientos serán a puerta cerrada. El único contacto con los jugadores será afuera del estadio, antes de ir al hotel de concentración.

Hay una razón: Rodríguez no quiere mostrar sus cartas. Antes de viajar a Riobamba aclaró que en un campeonato tan corto los pequeños detalles pueden marcar la diferencia. Por ello, dedica gran parte de las sesiones a las jugadas con pelota quieta.

Miguel Santillán, preparador de arqueros y nativo de Riobamba, se mostró muy contento de volver a su tierra. “Nos sentimos ansiosos, muy conscientes de la dura tarea, pero hemos entrenado con mucho empeño y esperamos hacer bien las cosas para llegar al mundial”, afirmó la noche del viernes.

Para saber

Entradas

Mañana, desde las 10:00, se venderán las entradas para todos los partidos en las boleterías del estadio Olímpico de Riobamba.

Una sola venta

Saldrán a la venta 10.000 tribunas y 30.000 generales para toda la primera fase. La general costará 1,50 dólares y la tribuna 3. Personas de tercera edad y estudiantes: 2 con 1 boleto.

Fuente: Expreso