0 Compartidas 3 Vistas

La puntería volvió, pero se fue la disciplina

agosto 14, 2017
3 Views

La fiesta había empezado. Barcelona tenía dos goles de ventaja sobre Clan Juvenily el control del partido en el Olímpico Atahualpa. En las gradas, los seis mil hinchas cantaban por su equipo y todo pintaba para un triunfo tranquilo. Sin embargo, la tarde se empañó por la reacción del delantero Jonatan Álvez, al ser reemplazado.

Faltaban diez minutos para que termine el encuentro, cuando el uruguayo salió por el debutante Ángel Quiñónez, y no le gustó. Apenas dejó la cancha pateó una pelota que estaba detrás del arco. Después, al llegar a la banca discutió con el técnico Guillermo Almada.

El entrenador estaba sentado, pero se levantó para responder. Un par de cruces verbales, más la intervención de Roosvelt Oyola y Ely Esterilla, calmaron los ánimos. Álvez estaba furioso y quería levantarse de su asiento para seguir con la pelea. Sus compañeros lo tranquilizaron.

Con la discusión, Álvez cerró un mal día, que inició con el penal que falló y las oportunidades de gol que desperdició. Ese penal fue mal sancionado porque en la jugada previa el mismo uruguayo partió en fuera de lugar.

Y aunque Álvez sigue de espaldas con el gol, la puntería volvió para Wacho VeraDamián Díaz. Ellos anotaron los goles de una victoria donde Barcelona controló el juego desde el primer minuto, a pesar de presentar una plantilla alternativa.

En la defensa no pasó apuros. Luis ‘Kunty’ Caicedo se entendió con Darío Aimar. Beder Caicedo fue una constante salida para el ataque y Tito Valencia se mostró consolidado. La pareja de volantes centrales, Richard Calderón y Segundo Castillo fueron sólidos en la marca, mientras que Ely Esterilla y Wacho Vera le dieron velocidad por los costados.

Díaz, quien tuvo su revancha por el bajo rendimiento de los últimos partidos, fue el más claro en la mitad de la cancha.

Clan Juvenil le puso resistencia solo en los minutos iniciales, mientras que Barcelona se asentó en la cancha. A partir de ahí hubo un solo equipo.

De todas maneras, en el segundo tiempo el cuadro de Sangolquí fue perjudicado, debido a que el árbitro no pitó penal, tras una clara mano de Caicedo dentro del área.

Esta victoria le sirve al Ídolo para creer en que puede volver a la pelea. Por ahora está lejos.

Fuente: Expreso

Most from this category