La primera gran prueba de carácter

Gonzalo Alcocer lo tiene claro. El director técnico de la selección nacional sub-17 explicó que esta clase de partidos fortalecerán el carácter de los jóvenes futbolistas.

Esta noche, en el estadio El Teniente de Rancagua, la Tricolor medirá al anfitrión por un lugar en el hexagonal final.

“Estamos preparando chicos para el fútbol de élite y existen parámetros básicos que deben superar, como la presión por un resultado”, señaló.

Para Alcocer, sus jugadores están listos para el reto. Recibieron charlas durante la concentración y en cada uno de los clubes también fueron preparados en la parte psicológica.

Por ejemplo, Independiente del Valle domina en las formativas del país. Allí el factor psicológico va de la mano del futbolístico y del educativo.

El psicólogo Víctor Guamán expuso que el punto principal es la “estructura de la fortaleza mental”. Tratan de sacar lo mejor de los chicos en los momentos críticos.

Los futbolistas, de manera individual y grupal, reciben charlas con audivisuales “enfocados en los golpes que te da la vida y la fuerza que estás dispuesto a sacar para avanzar y ser el mejor”.

La música también ayuda. En el karaoke los muchachos entonan canciones con letras que puedan animarlos o impulsarlos a buscar sus objetivos. Entre los títulos más usados están ‘Sueña’ de Gerardo Mejía y ‘Pelea’ de Patricio Mena.

Pero no todo es psicológico. Durante los entrenamientos previos al torneo, los tricolores tuvieron partidos con equipos mayores como planteles de la serie B y reservas de la serie A.

El preparador físico, Hólger González, aseguró que “enfrentar a jugadores con mayor recorrido es un plus, porque aprenden cosas que les permiten crecer como jugadores. La experiencia es una buena herramienta para encarar los momentos de presión”.

Además de la preparación física, González les motiva. Antes de cada partido junta al grupo en un círculo, les dedica una oración religiosa y continúa con frases de apoyo.

Fuente: Expreso