0 Compartidas 2 Vistas

La presión, el principal enemigo de Ecuador

febrero 4, 2017
2 Views

Peligra la clasificación. Ecuador se vino abajo en el sextangular final del Sudamericano Sub-20. Luego de la aparatosa caída ante Venezuela, la Tri se alejó del Mundial de Corea del Sur.

Para los entrenadores consultados por EXPRESO, Alfredo Encalada, Juan Ramón Silva y Armando Osma, los seleccionados ecuatorianos son víctimas de la presión y tampoco cuentan con un líder dentro del campo de acción.

Encalada, exseleccionador nacional sub-20, cree que no es fácil recuperarse de un golpe como el que Ecuador sufrió el jueves. “Los chicos deben estar muy tocados en su autoestima. En esta clase de torneos cortos, no hay tiempo para trabajar en lo táctico, sino solo para recuperarse emocionalmente”, explicó.

El extécnico de Deportivo Quito y Aucas recordó que esta selección ha estado en medio del conflicto por la alteración de las edades de jugadores. “Eso, con seguridad, debe haber provocado una gran tensión emocional. Y eso, se ve reflejado en la cancha”, subrayó.

Además, Encalada cree que el equipo dirigido por Javier Rodríguez tiene un aprendizaje táctico que ha sido repetitivo.

Según Silva, los ecuatorianos están sintiendo el peso de la responsabilidad de jugar en casa. “Ecuador tiene jugadores de buenas condiciones como Joao Rojas. Él tuvo 20 partidos en Primera el año pasado, pero resulta que ahora le pesa jugar en la sub-20”, acotó el exentrenador de Emelec.

Otro de los inconvenientes, dijo el uruguayo, es que la selección tampoco cuenta con un líder en el terreno de juego.

Osma piensa que la irregularidad en el rendimiento es porque los muchachos a esta edad son muy inestables emocionalmente. “Hoy quieren una cosa y mañana otra. Quieren conocer lo desconocido y quieren probar todo lo que les ofrecen. Por lo tanto, hay jugadores que tienen un partido bueno y al siguiente son un desastre”, dijo el ex asistente técnico de la selección nacional que clasificó al Mundial de 2016.

El propio Javier Rodríguez, estratega de la Tricolor Sub-20, reconoció que la tarea más difícil que tiene es levantar anímicamente a sus dirigidos.

Los técnicos de Expreso

Otras alternativas

El técnico pudo haber encontrado otros jugadores que le den otra estructura táctica y no solo el pelotazo. A Ecuador le ha costado el paso de la sub-17 a la 20. En la primera es de formación y en la segunda ya es de competencia. En esta edad ya se ve la realidad de los jugadores. Por eso es la incertidumbre de qué va a pasar con estos chicos en el futuro.

Alfredo Encalada, entrenador

No pasa por lo táctico

Rodríguez maneja por muchos años el sistema de 4-4-2. Entonces, no es nada nuevo para los muchachos lo que el técnico está proponiendo tácticamente. Por lo tanto, no pasa por lo táctico. Además, hay que recordar que estos pibes no cargan con tanta responsabilidad en sus equipos. En cambio, en la selección es todo lo contrario: ellos deben tomar el rol protagónico y eso les pesa.

Juan Ramón Silva, entrenador

La parte mental

Conforme los puntos son vitales para una posible clasificación mundialista, los jugadores sienten más la presión y ansiedad. Aunque lo futbolístico puede ser bueno, cuando no se está bien en la parte mental repercute en el rendimiento. También influye la hinchada que no perdona en sus críticas. Por todo esto, los jóvenes entran en una inestabilidad.

Armando Osma, entrenador

El aspecto psicológico

“Necesitan ayuda profesional”

Manejar profesionalmente el aspecto emocional del deportista en proceso de formación es, a criterio de Eduardo Tigua, un factor fundamental en cualquier disciplina y más en una donde el trabajo en equipo es fundamental.

El psicólogo atribuye a “la serie de actos irregulares” la inestabilidad mostrada por la selección ecuatoriana en el Sudamericano Sub-20.

“Las cosas hay que hacerlas bien en todos los estamentos. Estos chicos (los seleccionados) vivieron un ambiente enrarecido por las denuncias de adulteración de documentos y eso no permite concentrarse totalmente en un objetivo”, detalló.

Tigua pide “un baño de verdad” en el fútbol ecuatoriano e insiste en la necesidad de contar con un equipo multidisciplinario que apoye el crecimiento de los deportistas de alta competencia.

“Los chicos (que actualmente están en la selección) no tienen la culpa de lo sucedido y necesitan ayuda profesional. El trabajo psicológico es importante en estas circunstancias. Que yo sepa no hay psicólogo y le tocará a los empíricos cumplir esa función”.

Eduardo Tigua, psicólogo

Fuente: Estadio

Most from this category