Juan Manuel Aguirre confía en que puede salvar al Quito de la extinción

“>Al celular de Juan Manuel Aguirre llegan entre 10 y 15 llamadas al día. El presidente del Deportivo Quito recibe mensajes de voz y de texto -en Whatsapp- y hasta por la red social Facebook.

Todos tienen la misma razón: las deudas que acusan el futuro institucional de la ‘AKD’. “Sí tenemos que ir al fútbol amateur lo haremos, pero no perderemos la vida jurídica y no vamos a desaparecer la marca del club”, manifiesta.

En su oficina, ubicada en el norte de Quito, hay carpetas regadas por el escritorio, anaqueles, mesas, sillas…

Allí reposan papeles de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), de AFNA, de la FIFA y de una interminable lista de acreedores que tiene el club.
En la montaña de documentos hay defensas legales de los 77 juicios que se ventilan en los juzgados y que obligan a Aguirre a estar pendiente de cada uno de los casos.

Su ejercicio profesional como abogado le facilita manejar los problemas legales. Celso Vásconez, abogado del club, está pendiente de cada notificación que llega a los casilleros judiciales cada semana.

Aguirre, creyente de la Virgen de Guadalupe, explica que tiene pendiente un viaje a México para agradecer por los favores recibidos en su familia y con el equipo de sus amores. Hace pocos días fue reelegido para continuar al frente del plantel hasta el 2020.

Sin embargo, por ahora en su agenda está marcado el 17 de octubre como una fecha tentativa para viajar. Pero no será a México. Primero tiene previsto ir a Argentina para conversar con los acreedores que tienen presentados sus reclamos en la FIFA y al Quito al filo del fútbol amateur, donde juegan equipos barriales federados en Pichincha.

“Queremos ir y poner la cara ante los perjudicados. Son juicios perdidos por anteriores directivas y que son reclamos de la FIFA. Queremos negociar acuerdos de pago”, agrega.

El plan es viajar con una certificación que el Quito terminó en el primer lugar del campeonato de la Segunda Categoría de Pichincha. Sin embargo, por la sanción de los 24 puntos menos (por reclamos en la FIFA) no salió campeón y el equipo se quedó sin actividad.

El Quito no puede apelar ninguna de las sanciones. Por eso el ‘presi’, como le dicen en Carcelén, insiste que no descender al amateur depende de la voluntad de los acreedores.

Aguirre, Vásconez y otro directivo más por definir integrarán la delegación que buscará hablar con los exentrenadores Marcelo Fleitas y Carlos Ischia; y los exjugadores Marcelo Elizaga, Federico Nieto, entre otros, que mantienen sus reclamos en la FIFA.

La directiva azulgrana tiene un cálculo de la deuda: USD 7 millones. La meta de Aguirre es presentar un plan de pagos.

Uno de los principales objetivos del viaje también es evitar que en el campeonato de la Segunda Categoría del próximo año, el Quito vuelva a perder puntos por deudas y por las sanciones de la FIFA.

Por reglamento, al Quito le podría caer una segunda sanción y descender al fútbol amateur. “No quiero ser el presidente que le desaparezca al Deportivo Quito del fútbol”.

Jaime Molina, uno de los colaboradores del equipo, cuenta que Aguirre ha vivido momentos de tensión, especialmente los viernes cuando debía trabajar para levantar las sanciones. “También está pendiente de los empleados. Es admirable la dedicación que tiene por el equipo”. Aguirre dice que su hija y su novia han sido su apoyo anímico en estos meses.

En la ‘AKD’ también hay buenas noticias en los últimos días. El club contrató un bufete de abogados para cobrar los derechos de formación de Ayrton Preciado, que pasó por el club entre el 2010 y 2013. El delantero fue transferido de Emelec al Santos Laguna. El cálculo es recibir USD 65 000, que servirá para cubrir los salarios atrasados que tienen con la plantilla este año.

También de ese rubro se buscará financiamiento para la Copa Ecuador, que aún no tiene fecha de inicio.

Fuente: El Comercio