Javier Rodríguez esconde sus cartas

Javier Rodríguez ocultó a la selección durante la preparación para el Campeonato Sudamericano Sub-20. Para el director técnico, hay muchas distracciones en el entorno, por lo que es mejor aislarse.

Por decisión suya, los tricolores tienen poco contacto con personas ajenas a la delegación. La obligación de conseguir el resultado es una presión extra para los chicos. “Ser locales de un torneo implica que todo está más cerca: la familia, los empresarios, los dirigentes; pero lo más importante es que ellos mismos se pueden presionar ante todo eso”, indicó.

Las prácticas de la selección son a puerta cerrada y están refugiados en una hostería en Riobamba, lejos del ruido.

Para el exseleccionador nacional Alfredo Encalada, estas políticas son válidas. Dependen de cada entrenador. “Todo técnico tiene el derecho a buscar la privacidad, pero la única verdad estará en el campo de juego”, aseguró.

En cambio, para el ex-DT de Barcelona José María Andrade, estas medidas “no ayudan mucho y son perjudiciales porque al jugador no se lo puede aislar tanto”.

Durante la semana anterior, el miembro del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) Xavier Burbano publicó un informe que pone en duda la edad del delantero Jhon Pereira.

Si bien Rodríguez dijo que estaba tranquilo porque el jugador ya fue investigado por las instituciones correspondientes, la decisión de alejar a la Tricolor se agudizó.

En este caso, Alfredo Encalada considera que hizo bien. “Es recomendable tener al equipo lejos de ese tipo de cosas (denuncias) que les afectan de una manera profunda, crean inestabilidad, incertidumbre. Ser local es muy complicado y todas esas cosas afectan”, aseguró.

Mientras, Andrade considera que esas denuncias “generan un ambiente inestable solo si el chico es culpable, porque ahí la culpa no le dejará estar tranquilo ni enfocarse en la parte deportiva”.

Para él, “si hay un par más de jugadores que estén en la misma situación (dudas sobre su edad), también se desconcentrarán”.

Ecuador debutará en el torneo el miércoles en el Olímpico de Riobamba, ante Brasil.

El Olímpico pasó la revisión

Los delegados de la Conmebol y de la Ecuafútbol cumplieron con la inspección final del estadio ‘Dr. Fernando Guerrero’, de Riobamba. Verificaron los cambios solicitados en diciembre pasado, cuando el recinto fue aprobado como sede del grupo A del Sudamericano Sub-20.

Roger Bello, oficial de seguridad y delegado de la Conmebol, manifestó su agrado por el estado del escenario deportivo. “Se ha cumplido con lo requerido. Faltan detalles pequeños, pero para el martes (mañana) todo estará a punto”, declaró.

Geovanny Puebla, presidente del comité organizador local, estuvo en la revisión. Él es optimista sobre la respuesta del público, sobre todo porque la selección actuará como local.

En el recorrido estuvieron Emilio Martinichi, dueño de los derechos de transmisión; Galo Sánchez, de Ecuafútbol; Doryan Jara, presidente de la Aso Chimborazo; además de Gino Arostegui, el encargado de los escenarios deportivos.

Fuente: Expreso