Independiente no confía en el césped de Sangolquí

El estadio de la Liga Cantonal Rumiñahui ya fue habilitado por la Comisión de Escenarios de la Ecuafútbol. La cancha no está recuperada al cien por ciento, sobre todo porque la lluvia no ha cesado en los últimos días y hay un sector que sufre saturación de humedad, pero el problema está siendo solventado y el partido entre Clan Juvenil e Independiente del Valle se disputará allí este domingo 30 de abril.

A pesar de que el estadio está aprobado por la FEF, Independiente del Valle insiste en que no confía en el césped de Sangolquí. Ya jugó dos partidos fuera de su casa, ante Barcelona en el estadio del Aucas y frente al mismo Clan Juvenil en Esmeraldas, en el estadio Folke Anderson. El de la próxima jornada en cambio, será en el Olímpico Atahualpa.

En el Comité del martes 25 de abril, el gerente de Independiente, Santiago Morales, informó que los ‘rayados’ recibirán a Fuerza Amarilla, por la décimo tercera jornada, en el ‘coloso’ del Batán, porque consideran que el estadio de la Liga Cantonal Rumiñahui todavía no brinda garantías para sus jugadores.

El lunes 24 de abril, en una mañana soleada, el césped lucia verde y aparentemente recuperado, según pudo constatar EXTRA. Pero esa mima tarde, en el Valle cayó una intensa lluvia que desveló los problemas de la cancha. Eso lo constataron los dirigentes de Independiente y por eso se resisten a volver a ese escenario, aunque claro, el fin de semana no tienen opción, pues el local es Clan.

La situación, mientras continué el severo invierno, no parece tener solución, porque la única forma de resolver los problemas de la cancha de Sangolquí es a través del cambio total del sistema de drenaje, pues el actual tiene más de treinta años de existencia y cada vez necesita un mantenimiento más cuidadoso. La Liga Cantonal está dispuesta a invertir en las refacciones, pero como un plan a mediano plazo. Mientras tanto, su compañero de patio, solo seguirá buscando otros escenarios.

Fuente: Extra