Gustavo Quinteros, con deberes en Guayaquil

La selección afronta la noche del 26 de julio en el estadio Capwell, a partir de las 19:30 horas, un duelo amistoso ante Trinidad y Tobago que ha pasado desapercibido para la hinchada, pero al que el técnico Gustavo Quinteros le da gran importancia. Durante todo su proceso, el seleccionador peleó por disponer de estos cotejos, y aunque parece estar al final de su etapa en la banca de la selección, hoy pasará lista en busca de jóvenes con futuro nacional.

En el once inicial estarán los jugadores de mayor peso de la nómina de 21 jugadores, pero se espera que en el segundo acto puedan llegar a debutar varios de los jóvenes que integraron este llamado. Entre ellos, destaca Jacob Murillo, quien se ha convertido en una de las revelaciones del campeonato con Delfín. El extremo, máximo asistente del torneo, vive su mejor momento a los 24 años y hoy le llegará el premio del estreno con la piel de Ecuador.

Como Jacob, otros seis jugadores podrían disputar sus primeros minutos con el equipo de todos. Hamilton Piedra, Christian Cruz, Luis Ayala, Luis Segovia, Romario Caicedo y Érick Castillo quieren tomar el relevo de Jhon Cifuente, el último jugador al que Quinteros le dio el premio de debutar, en los amistosos del pasado mes ante Venezuela y El Salvador.

LUCHAN POR UN PUESTO

Más allá de los debutantes, el cotejo de esta noche tendrá cuatro protagonistas destacados. Ellos son los que únicos que tienen opciones reales, a día de hoy, de ganarse un puesto de titulares en los juegos oficiales de clasificación al Mundial de Rusia 2018.

En la defensa, Pedro Pablo Velasco, único lateral derecho de la convocatoria, actuará de inicio. El jugador de Barcelona, de 23 años, se ganó la confianza de Quinteros en los últimos amistosos, y hoy en día es el favorito al puesto para enfrentar a Brasil. Si hoy rinde a buen nivel, será complicado que Juan Carlos Paredes o Mario Pineida le quiten el lugar.

Situación muy similar la que vivirá Dario Aimar. Como Velasco, el central fue un habitual de los llamados el pasado año, pero estuvo abocado a la banca. Debutó en febrero, precisamente en la cancha en la que actuarán esta noche, y desde entonces su nivel ha ido creciendo hasta convertirse en el central más asentado del fútbol ecuatoriano. Junto a Gabriel Achilier, apunta a ser el titular en Brasil pero dependerá del nivel que muestre ante Trinidad y Tobago.

Por su parte, Matías Oyola y Pedro Quiñónez, quienes jugarán de inicio como pareja de volantes, luchan por ser el acompañante de Christian Noboa, ante la ausencia por sanción de Jefferson Orejuela para el compromiso oficial ante los de Tite. Ninguno de los dos jugadores ha convencido en sus últimas apariciones con la Tri, por lo que quien más brille hoy podría tomar ventaja en esa competencia que mantienen.

El resto, en cambio, lo tomarán con más calma al no tener un examen final. Pase lo que pase, seguirán creciendo en su camino internacional. Ejemplo el de Ayrton Preciado, que en la que es ‘su cancha’ quiere brillar para ganarse un sitio en la próxima convocatoria de Gustavo Quinteros.

Alineaciones:

Ecuador (Gustavo Quinteros): Banguera; Velasco, Aimar, León, Cruz; Quiñónez, Oyola, Cortez, Preciado; Erick Castillo y Anangonó.

Trinidad y Tobago (Dennis Lawrence): Jan-Michael Williams; David, Joevin Jones, Bateau, Daneil Cyrus; Lewis, Kevin Molino, Curtis González, Williams; Arcia, Boatswain.

Fuente: Extra