En 2005, ‘remezón’ de jugadores fue en Barcelona

Una medida similar a la del Clan Juvenil, tras caer 0-1 con Olmedo de local, tomó el 24 de noviembre de 2005 Isidro Romero en su última y fugaz etapa como presidente del Barcelona, al separar a once jugadores. Edwin Villafuerte, Franklin Corozo, Augusto Poroso, Wilson Carabalí, Mariano Mina, Daniel Mina, Mauricio Hurtado, Armando Paredes, Ángel Fernández, Agustín Delgado y el argentino Antonio Barijho.

“Es lo que debí hacer a inicios de año, lo que debieron hacer los anteriores presidentes. Nunca más tendrán el privilegio de vestir la gloriosa camiseta de Barcelona”, dijo Romero al enviarlos a trabajar al equipo B hasta que acabaran sus contratos, en diciembre del 2005.

Fueron subidos Washington Espinoza, Carlos Sánchez, Javier Lara, David García, Álex Bolaños, Mike Rodríguez, Álvaro Fernández, Julián Mina, Franklin Quiñónez y Néstor Rodríguez, que como canarios no tuvieron éxito en años posteriores.

“Es hora de pensar en el 2006”, dijo Romero, pero renunció desde España tres meses después luego de un clásico perdido 0-3.

Fuente: El Universo