0 Compartidas 1 Vistas

El sello charrúa brilla en el campeonato

julio 25, 2017
1 Views

Es una tendencia que se ha ido acogiendo con mayor aceptación en el Ecuador. Hoy, los uruguayos son el 50 % de los directores técnicos en el campeonato nacional, donde a lo largo de la historia ha existido una supremacía de estrategas argentinos, que en 2016 llegaron a ser seis y solo tres charrúas.

Y es que en los últimos años, los uruguayos han triunfado en este suelo. Actualmente, el trabajo de Guillermo Sanguinetti ha dejado sorprendido a más de uno. En un equipo que usualmente se ubicaba en mitad de tabla, con un plantel comprometido, logró algo histórico con el club: ganar una etapa, uno de los dos pases a la final del torneo y una participación internacional, algo esquivo para todos los clubes de Manabí.

Pero antes de Sanguinetti, Guillermo Almada izó la bandera charrúa en el Puerto Principal. Luego de un inicio turbulento y con muchas críticas en Barcelona, ganó ambas etapas en 2016 y consiguió la estrella 15 con el Ídolo tras una campaña impecable, entre sendas goleadas y un estilo de juego ofensivo, que el club torero no pregonaba hacia décadas.

Se suma a estos, el trascendental paso de Pablo Repetto por Independiente del Valle, con esa Copa Libertadores 2016 donde eliminó a clubes míticos como Boca Jrs y River Plate. Hoy, a cargo de Liga de Quito, el charrúa busca emular esa gran campaña.

Con menos éxito, pero también protagonistas aparecen Alfredo Arias (Emelec) y Eduardo Favaro (El Nacional). El primero no ha podido consolidar alguna de las tres etapas que disputó, sin embargo, en todas ha quedado segundo, situación que no comparten los hinchas azules.

En las filas de los puros criollos, vivían años sin ser un equipo competitivo, estancados en los últimos puestos y el fantasma del descenso asustaba a su fanaticada. Luego de que la dirigencia militar decidió contratar a Favaro, El Nacional acogió días mejores.

Si bien esta campaña no ha sido tan buena como en 2016, por la merma de jugadores importantes, ha intentado mantener, con su juego, a uno de los clubes más grandes del país.

Hoy los más fuertes se inclinan por la línea charrúa, esa que ha levantado a nivel mundial y que ya no trata solo en defender, sino en el arte de tratar la pelota como una amiga, siempre fieles a ella.

Las voces

La selección

Matías Duffard, volante uruguayo del Delfín

Yo creo que al técnico uruguayo le está yendo bien por cómo le va a la selección. Guillermo (Sanguinetti) es muy motivador, y nos da muchas libertades para jugar tranquilos. No jugamos a lo que salga, tenemos una idea clara de juego.

El pasado

Juan R. Silva, técnico uruguayo, ex Emelec

Teníamos, hasta hace algunos años, ese trabajo de marcar mucho y poco ataque. Ganamos Copa América jugando así. No se jugaba para el espectáculo, se trabajaba en el resultado. Eso quedó atrás por suerte.

Charrúas en Ecuador

El primero

En 1960, Julio Kellman fue DT de Barcelona (foto) y se convirtió en el primer uruguayo en ser campeón en el fútbol ecuatoriano. Pasaron 19 años para ver a otro charrúa como DT.

Más ganador

El uruguayo Jorge Fossatti llegó en 2003 a Liga de Quito, ganó aquella temporada y volvió en 2009, al mismo club con el que conquistó la Recopa y Copa Sudamericana.

El legendario

Roque Gastón Máspoli fue campeón del mundo en el famoso Maracanazo de 1960 (como portero), llegó en 1987 a Barcelona como DT y salió campeón tras coronar el cuadrangular final.

Fuente: Expreso

Most from this category