El Ídolo traza la ruta gloriosa

La ilusión luego del Clásico se aviva no solo por el triunfo, sino también por el liderato que mantiene Barcelona y que le permite acumular 20 puntos en las ocho primeras fechas del torneo, superando así lo realizado en 2012 y 2016, temporadas en las que los canarios consiguieron campeonar.

Ya en la cima del torneo, el equipo de Guillermo Almada parece haber recuperado su poderío. Y, a pesar de las críticas tras haber trastabillado en Libertadores, sorpresivamente los toreros registran su mejor inicio local del último siglo.

Dicha eliminación continental les permitió a los toreros enfocarse de lleno en el campeonato. Factor que le permitiría sacar aún más ventaja de clubes como Liga de Quito y Emelec, quienes deberán dosificar energías para afrontar su participación en Sudamericana y Libertadores, respectivamente.

El timonel uruguayo, consciente del momento que vive el club, prefiere mantener la calma. “Ahora será el momento de reflexionar y debemos pensar en cada partido a jugar como la final más importante del año, no debemos confiarnos”, manifestó.

Las comparaciones respecto a los dos últimos títulos conseguidos por los toreros pasan también por el promedio anotador. El diferenciador está en la efectividad que actualmente maneja el Ídolo al disputar los compromisos en el Monumental.

En 2012, 12 goles a favor. En 2016, 17. Y, actualmente, 18 anotaciones, de los cuales 15 se consiguieron en cuatro goleadas en el Coloso, ante Universidad Católica, El Nacional, Macará y Emelec.

Los grandes responsables de esa mejora ofensiva canaria son dos, Juan Ignacio Dinenno y Érick Castillo. Sin embargo, el timonel amarillo prefiere destacar el trabajo del grupo en general. “No cambiaré como venimos jugando, seguiré dándole la confianza a jugadores que merezcan estar en el campo de juego”, señaló Almada, quien se ha dado el lujo de tener en la banca de suplentes a Damián Díaz y, en varias ocasiones, a MichaelArroyo.

Precedente rival

Desde 2010 (año en el que se implementó el actual formato de torneo), las únicas dos veces que un equipo registró 20 puntos o más, en las ocho primeras fechas del semestre inicial, no solo ganó la etapa, sino que también se consagró campeón del fútbol ecuatoriano.

Emelec fue el encargado de marcar la pauta triunfal al comienzo de las temporadas 2013 y 2014, cuando consiguieron el bicampeonato nacional.

Los eléctricos lograron sumar 24 y 22 unidades en ambos ciclos, siendo claros dominadores.

La otra cara

Arias: “No tuvimos ni idea ni actitud”

Alfredo Arias, técnico de Emelec, sufre las ausencias de jugadores importantes en su mediocampo, lo cual ha ocasionado que su equipo juegue con un solo volante de marca, condenándolos a carecer de “idea y actitud”. “Los últimos 30 minutos no controlamos nada, no tuvimos ni idea ni actitud. Pedro Quiñónez pudo entrenar toda la semana, pero solo estaba para 30 minutos. Por eso jugué con un solo volante de recuperación”, explicó el técnico que apeló a una obviedad: “De las rachas negativas se sale ganando”.

Fuente: Extra