El Ídolo prende los motores

Han pasado 36 días desde que Barcelona jugó un partido formal de fútbol. Fue en el empate 3-3 ante Aucas en el Monumental, durante una programación que tuvo más tintes festivos por la celebración de la estrella 15.

Hoy, el campeón ecuatoriano vuelve a la acción y lo hace en un compromiso amistoso ante el Vasco da Gama de Brasil, en la Florida Cup.

Recuperar sensaciones con la pelota, constatar en qué grado permanece ese fútbol contundente que el Ídolo mostró en la anterior temporada y analizar la respuesta al proceso de adaptación de los nuevos fichajes serán los objetivos del entrenador canario Guillermo Almada durante el duelo que tendrá como sede el Central Broward Stadium de Tampa.

De momento, ninguno de los nuevos refuerzos verá acción al menos desde el inicio ante los brasileños, que tienen como máxima figura a Nené, un mediocampista de dilatada trayectoria en Europa que regresó a su país por más días de gloria. Mientras tanto, la zona de volantes torera estará comandada por Matías Oyola para aportar con su juego de corte y avanzada.

Con las ausencias del defensor colombiano Jefferson Mena y el ofensivo Jonatan Álvez, quienes se integraron después a la pretemporada, sumada a la del creativo Damián Díaz por una fatiga muscular, los amarillos medirán a un cuadro que en 1998 le quitó la posibilidad de ser campeón de América.

Elementos que llegaron este año como José Ayoví, Abel Casquete, Beder Caicedo, Miguel Álvarez, esperarán tener algunos minutos en el debut del campeón esta temporada.

Fuente: Expreso