El fútbol se aleja de la señal abierta

La lectura de la programación del campeonato nacional, para este fin de semana, en la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) alertó a los hinchas del fútbol, la noche del martes. Salvo el partido entre Deportivo Cuenca y Barcelona, ninguno de los encuentros tenía un canal de señal abierta para transmisión.

Los encuentros estaban solo por señal codificada (televisión por cable) y con eso se alertó sobre la posibilidad de que este torneo sea bajo la modalidad de ‘pague por ver’.

Pero, ayer, Gama y TC aclararon que respetarán el contrato y seguirán con las transmisiones por señal abierta. Este será el último año del convenio entre los canales y la FEF.

Para la temporada 2018 ya existen nuevos interesados. Paco Casal, propietario de Tenfield y GolTV dijo en diciembre del año anterior que ganó la adjudicación de los derechos de transmisión del campeonato ecuatoriano para la temporada 2018. Él quería transmitir por cable desde este año, debido a que la FEF estaba dispuesta a terminar el contrato con los canales nacionales por la deuda de casi siete millones de dólares. Pero, al final, los canales se comprometieron a pagar la deuda y a seguir transmitiendo los partidos por la última temporada. En cinco años, esos canales aportaron con 90 millones de dólares.

La base para las empresas de Paco Casal superó los 22 millones por el primer año.

Otros interesados eran: Fox Sports, Lagardere, IMG, Win Sports, Servisky y Play On.

La modalidad del ‘pague por ver’ fue una de las principales cartas del proyecto de la Liga de Fútbol Profesional, que impulsaron algunos equipos como Liga de Quito. El objetivo era mejorar los ingresos de los clubes por las transmisiones. La Liga Profesional debía iniciar este año, pero no se plasmó.

Cuando Luis Chiriboga era presidente de la FEF puso sobre la mesa la transmisión del fútbol por televisión pagada. En 2005 había un acuerdo con Full Play (empresa de Hugo y Mariano Jinkis, involucrados en el FifaGate) para crear el ‘Canal del Fútbol’. Pero todos los equipos se opusieron y cada uno negoció los derechos de televisión para señal abierta.

Hasta 2013, cada equipo vendía esos derechos. Ese año la FEF se basó en la ley de la FIFA para asumir ese bien y lo negoció con los canales Gama y TC.

Desde entonces, empresas como Directv y TVCable entraron en el negocio, pero vendiendo paquetes adicionales a su programación, con un promedio de 25 dólares al mes.

Fuente: Expreso