El duelo final para los tricolores

Es la frase que más han utilizado los seleccionados de Ecuador y Colombia: “nos jugamos la final”.

Y tienen razones de sobra para poner a esa altura al compromiso de esta tarde, en el estadio Olímpico Atahualpa.

La principal es que el perdedor podría terminar esta jornada fuera de la zona de clasificación o del repechaje. La tabla de posiciones está apretada: Colombia está cuarta con 21 puntos y Ecuador es quinto con 20. La Tricolor supera a Chile por gol diferencia (+5 a +3) y tiene solamente dos puntos más que Paraguay.

El zaguero central Luis Caicedo será titular en Ecuador. Para él, no existe margen de error debido a los últimos resultados. “No podemos fallar. Necesitamos ganar. Tenemos un gran equipo y lo demostraremos”, dijo.

Caicedo forma parte de la nueva sangre de la selección. Fue considerado por Gustavo Quinteros, desde el año anterior, gracias a su buen desempeño en Independiente del Valle. Ahora, siendo jugador del Cruceiro de Brasil, siente que ha madurado y que está en condiciones de afrontar esta final.

Para el defensa de 24 años, la principal ventaja de Ecuador es que contará con el público a su favor. En lo futbolístico, cree que los dos planteles tienen similares condiciones y que todo se inclinará por la concentración que demuestren en todas sus líneas.

Uno de los jugadores que más trabajo dará a Caicedo es el volante ofensivo colombiano, James Rodríguez.

Considerado como la principal figura de su selección, Rodríguez llega a este encuentro enredado en un problema con la prensa de su país por una fotografía en la que aparece mostrando el dedo del medio de su mano.

La ‘pistola’, como le dicen a ese gesto en Colombia, generó varios debates y dividió a gran parte de la hinchada. La mayoría apoyó al jugador. Antes del problema, Rodríguez aceptó que esta fecha encaminaría a uno de los combinados hacia el Mundial. La llamó, como todos, “una final”.

Fuente: Expreso