El arbitraje puede decidir la etapa

Matías Oyola, capitán de Barcelona, no escondió su satisfacción y malestar a la vez por el arbitrajeen los últimos partidos del equipo ‘amarillo’. En unas declaraciones que dio al término del compromiso, el ‘capi’ aprovechó para recordar el arbitraje del domingo, 25 de junio, cuando se enfrentaron al Delfín de Manta y terminaron perdiendo el compromiso.

El capitán estuvo de acuerdo con la elección de Omar Ponce como juez para el clásico, algo que no compartió con la designación del internacional Roddy Zambrano para el encuentro entre los ‘toreros’ y el Delfín. A su criterio, el juez Zambrano busca protagonismo e incide en el resultado del partido con sus decisiones arbitrales. El partido terminó con marcador favorable para los ‘cetáceos’ por 2-1 y dejó con pocas posibilidades a los ‘amarillos’ de ganar la primera etapa y convertirse en el primer finalista del torneo.

Sobre Omar Ponce dijo que es imparcial, que sabe que el protagonismo, desarrollo y resultado del partido depende de uno de los equipos y no del árbitro como tal. Algo que Zambrano no ejecuta en sus actuaciones, pues lo señala como un juez con falta de capacidad y de criterio en su arbitraje, además de que termina haciendo el ‘papelón’.

Zambrano tuvo un mal arbitraje en la Copa Libertadores. En el partido entre Palmeiras y Peñarol de la fase de grupos, el juez adicionó 5 minutos en el final que terminaron siendo alrededor de 10 minutos. En el tiempo suplementario había expulsado a Dudu de Palmeiras, desatando una serie de reclamos contra el ecuatoriano. Sobre el final, Fabiano anotó el 3-2 que no le permitió al visitante llevarse un punto de Brasil.

En el Mundial Sub 20 también fue protagonista por sus decisiones arbitrales. En el partido entre Italia y Zambia sancionó una falta que no existió para los africanos, esta fue dictaminada como penal. Luego, tras consultar con el videoarbitraje reculó su decisión, pero dio tiro libre y terminó expulsando al infractor.

Barcelona está a la espera de conseguir dos victorias y que Delfín no gane ni un solo punto para lograr la primera etapa, algo que parece estar fuera de toda probabilidad. El arbitraje, tanto para Barcelona como para Delfín será fundamental en las últimas fechas pues, si los jueces terminan influyendo en el resultado, las críticas no esperarán.

Fuente: Extra