Cuerpo técnico de la sub-15 hizo scouting en Los Ríos

Luigi Pescarolo, entrenador de la selección ecuatoriana sub-15, observó entre viernes y sábado a 150 jugadores en Babahoyo (Los Ríos).

El scouting que inició en la cancha de ‘La Chorrera’, en las afueras de Babahoyo, fue organizado por profesores de la Federación Deportiva de Los Ríos, entre ellos Joaquín López, reconocido asistente técnico del exestratega de la ‘Tri’, Dusan Dráskovic.

La observación comenzó a las 10:45 del viernes con un grupo de unos 80 jóvenes, que llegaron hasta ese sector de la capital de Los Ríos, desde diferentes cantones.

Esta no es la primera vez que se realiza un scouting para descubrir nuevos valores para la selección. El objetivo, explicó Pescarolo, es que se incluya a la mayor cantidad de jugadores.

Pescarolo, en diálogo con Diario EL TELÉGRAFO reveló que estas visitas se realizan, mayormente, en provincias donde no hay equipos en la primera categoría y con la intención de ser inclusivos.

También destacó que las federaciones deportivas provinciales juegan un papel importante en estos procesos de selección ya que son las encargadas de realizar la convocatoria y de coordinar los juegos de observación.

López, por su parte, aplaudió la iniciativa del cuerpo técnico de la selección sub-15 liderado por Pescarolo ya que así los jóvenes futbolistas que no pertenecen a un equipo de primera categoría (que juegan torneos nacionales) tienen la oportunidad de mostrar sus condiciones y formar parte de una selección nacional formativa.

Al finalizar la jornada de observación, el cuerpo técnico de la selección sub-15 calificó a cuatro jugadores para hacerles seguimiento y así participen de alguno de los microciclos de la ‘Minitri’ que realizan en Guayaquil.

Por otra parte, Pescarolo reveló que además del trabajo que realiza la Comisión de Investigación de la Ecuafútbol para validar los documentos de los jóvenes jugadores, mantiene la colaboración de la Policía Nacional, quienes realizan -solo a los jugadores ya seleccionados- un proceso más personalizado de validación de identidad.

Fuente: El Telégrafo