0 Compartidas 42 Vistas

Barcelona hizo que todos sientan su poder

enero 2, 2017
42 Views

De la mano de José Francisco Cevallos, Alfaro More y Alfredo Cuentas, el Barcelona Sporting Club puso a delirar a la mitad más uno en nuestro país, celebrando la décimo quinta estrella de su historia.

Parecía ser un año aciago, con una libreta de deudas que pintaban a la debacle, pero la organización, gestión, esfuerzo y sapiencia para ponerse al frente de un equipo, hicieron que Barcelona disfrute de un año inolvidable en todo sentido.

Todo comenzó en 2015m cuando los hermanos Noboa salieron por la puerta de atrás y los recién electos: José Cevallos y Alfaro Moreno, debieron adelantar algunas semanas su gestión, para primero no dejar morir al equipo de sus amores. Después se vino una Noche Amarilla para poner en un marco, con un estadio Monumental repleto de aficionados y con Ronaldinho como el actor principal. Sí, todo hermosamente amarillo, pero al mismo tiempo el inicio de un colchón financiero que debía permitirles lidiar con la amenaza de la quiebra y soñar con lo que podía hacer un equipo con potencial para hacer soñar.

Guillermo Almada fue el primer puntal. Sin egoísmos, ya que fue la anterior administración la que lo trajo al país, en el Ídolo del Astillero se reconoció el trabajo hecho y los frutos que podía rendir en esta campaña. Permanecieron emblemas como Máximo Banguera y Matías Oyola, llegó la experiencia de Oswaldo Minda y Segundo Castillo, se proyectó a Ely Esterilla, Washington Vera, Anderson Onrdóñez y Cristian Penilla, hubo la sabiduría de traer e aDamián Díaz, Jonathan Álvez y Darío Aimar, y todo fue tomando forma.

Hablar de lo deportivo tomaría más de un día, pero lo cierto es que con solvencia y categoría, Barcelona se convirtió en el Barcelona de los récords; al punto de quedar a sólo una unidad de cerrar su campaña con más de cien puntos acumulados. Fue el ganador de punta a punta, de un trofeo más que merecido y sin que nadie pueda reprochar o cuestionar absolutamente nada. Ni el renovado estadio Capwell pudo con ellos, en aquel diciembre recordado por la inefable decisión de no permitirse la presencia de hinchada visitante.

Y todo lo demás fue una verdadera avalancha. El marketing y el manejo de prensa fue perfecto, al punto de que si se lo proponían, vendían hasta piedras. Al calor del trabajo bien hecho y la euforia de le gente, arrasaron con los jabones, los fideos, todos fueron el cine a ver la película y hasta repletaron su templo en El Salado con entradas que llegaron a costar hasta 20 dólares. ¡Había que estar!

Pero como lo dijo su dirigencia, el título más preciado será el económico, y para aquello ya fundieron la loza. Porque si el proyecto sigue y las grandes amenazas dejan de serlo como hasta ahora, no queda duda de que en poco tiempo el fútbol ecuatoriano gozará de su ídolo en el mejor estado de salud financiera.

Quedan pendientes los logros internacionales. Parece que 2017 será un obstáculo difícil de superar pese a que tienen un plantel realmente respetable, pero será cuestión de tiempo para que al final de cuentas queden en el pasado aquellas dos finales de Copa Libertadores, y el club y los suyos puedan celebrar lo que hasta ahora les ha sido esquivo.

Fuente: Fútbol Ecuador

Most from this category