Barcelona ganó 1-2 a Guayaquil City y ahora se enfoca en los clásicos del Astillero

Con el chip puesto en el Campeonato Nacional, pero pensando en la próxima edición de la Copa Libertadores, Barcelona venció este sábado 1-2 a Guayaquil City en el estadio Christian Benítez, donde los organizadores del partido realizaron un minuto de silencio en memoria del entrenador y comentarista deportivo José María Andrade, quien falleció el viernes de un infarto.

Con un frentazo de Félix Torres y un golazo de José Ayoví los amarillos se llevaron la victoria ante un buen conjunto ‘ciudadano’ dirigido por el entrenador nacional Pool Gavilánez.

Barcelona arrancó el encuentro sin el artillero Jonatan Álvez, sin el potente extremo Marcos Caicedo, sin el capitán Matías Oyola; y dejó en el banquillo al argentino Damián Díaz.

El elenco local fue superior en el primer tiempo y desde los primeros minutos generó ocasiones peligrosas, con Anderson Naula como jugador más peligroso.

En el minuto 19 un lanzamiento de esquina de Richard Calderón fue conectado por Félix Torres con un frentazo, que madrugó al arquero Damián Frascarelli y convertió el 0-1.

El empate del local llegó a los 30m luego de una jugada colectiva entre Danny Cabezas y Nelson Soliz que filtraron un pase al área y Anderson Naula con un tiro cruzado batió a Máximo Banguera.

En el entretiempo los dirigentes del Guayaquil City rindieron homenaje reproduciendo en los altoparlantes una de las canciones que siempre compartía ‘Josimar’ en su programa radial Los Comentaristas de radio Caravana. “Solo hablamos de fútbol, la vida y sus problemas para después…”, cantaba el Profe, que en 1999 dirigió a Barcelona SC.

Gol de la victoria torera

De arranque en el segundo tiempo (47m), Barcelona dio el golpe sobre la mesa con un golazo del movedizo delantero José Ayoví.

Con esta victoria los canarios siguen en el octavo puesto, pero ya suman 19 puntos en la segunda etapa. Considerando que la próxima semana se juegan dos clásicos del Astillero (el 8 de noviembre en el Monumental y el 15 de noviembre en el Capwell), y en el hipotético caso de vencer a Emelec en los dos cruces, los amarillos podrían alcanzar las 25 unidades.

El encuentro no fue fácil para los dirigidos de Guillermo Almada, pese a que siempre estuvieron en ventaja en el marcador. El DT uruguayo ordenó el ingresó de Oyola y M. Caicedo recién a los 68m, y de Álvez a los 74m. La idea de Almada fue darles el debido tiempo de recuperación a los elementos que fueron titulares en Porto Alegre, donde Barcelona derrotó 0-1 a Gremio.

Fuente: El Universo