0 Compartidas 113 Vistas

Neymar, ¿ángel o demonio?

abril 9, 2017
113 Views

Neymar había sido el jugador del planeta fútbol en el último mes y medio. Sus 549 segundos mágicos ante el PSG dieron la vuelta al mundo y levantaron una eliminatoria histórica. En América, Neymar también impresionó. Marcó de vaselina a Uruguay, hizo un partido descomunal ante Paraguay y, de vuelta al Barça, destacó y marcó en Granada su gol cien con el club azulgrana y brilló ante el Sevilla. En Brasil se empezaban a multiplicar las voces que ya lo veían en la mesa de Messi y Cristiano y que pedían el Balón de Oro para el paulista.

Pero a Neymar se le cruzaron los cables en La Rosaleda y fue expulsado por primera vez con la camiseta del Barcelona. Fue la quinta expulsión de su carrera. Anteriormente había terminado en el vestuario antes de tiempo tres veces con el Santos. También fue expulsado en la Copa América 2015 de Chile por una bronca ante Colombia que terminó en pelea con Bacca. Neymar es así. El miércoles estaba sacando de sus casillas a Vitolo para forzar su expulsión y tres días después perdió los papeles de manera lamentable en Málaga. Luis Enrique se quejó amargamente después del partido, pero su comportamiento no fue justificable. Además, la inoportunidad de la roja se constató con los efectos devastadores que puede tener para el Barça. Primero, por dejarle con diez jugadores con 1-0 impidiendo una remontada que era obligatoria para seguir en la pelea real por la Liga. Y luego, por sus aplausos al cuarto árbitro que fueron consignados en el acta por Gil Manzano y que, si son considerados menosprecio, le costarán un partido más. Da la sensación de que Neymar no jugará el Clásico donde el Barça se jugará sus últimas opciones de Liga. Tampoco ante la Real Sociedad.

El Málaga es una china en las famosas botas de Neymar. Seis veces ha jugado contra los blanquiazules con el resultado devastador: cero goles y cero asistencias. Con las dos amarillas de ayer, el brasileño ya suma ocho esta temporada. Hubo quien incluso recordó que en la temporada 2014-15, el brasileño ya debió ser expulsado en el Camp Nou por revolverse contra varios jugadores del Málaga, impotente con el 0-1. En sus tres temporadas anteriores en el Barça había terminado el curso con seis amarillas. Ya suma ocho. Robert pidió “protección” para Neymar, pero no parece ese exactamente el trato de los árbitros con el brasileño, cuyo comportamiento displicente en algunos casos y altivo en ocasiones le juega malas pasadas con el estamento arbitral. Luis Enrique dice que le parece curioso que jugadores de equipos contrarios realicen faltas duras y se vayan sin tarjeta de los partidos y que el Barça acumule tantas amonestaciones por protestar. El caso es que, reglamento en la mano, Neymar y el Barça tienen poco que hacer ante la expulsión. Ángel tantas veces, en Málaga fue demonio. Tal vez desde dentro de las oficinas del club sería necesario que alguien le dijera que necesita modular su comportamiento. Ser ejemplar sólo puede ayudar. Que le pregunte a Messi.

Fuente: AS.com

Most from this category