Alex Aguinaga liquidó a Quinteros y afirma que “tiene muchos amigos en la prensa”

Ex 10 de la Selección Ecuatoriana que clasificó por primera vez a un Mundial en ‘Corea-Japón 2002’, Alex Darío Aguinaga no se guardó nada al referirse al nefasto ciclo de Gustavo Quinteros al frente de la Tricolor y la bochornosa manera en la que responsabilizó a factores externos por su fracaso.

Mal manejo en la dirigencia. “Creo que hubo un mal manejo, creo que no fue el (momento) adecuado (para separar a Quinteros). Gustavo Quinteros es un trabajador que fue contratado por la FEF, llámese Luis Chiriboga o Carlos Villacís. Ya cuando las cosas no se veían bien, era el momento de salir, cuando se filtró el famoso audio de Quinteros con Vinicio Luna era el momento adecuado”.

Caprichoso. “No había un buen trato entre el patrón y el empleado y ahí le debieron decir que si no estaba a gusto, debía dar un paso al costado. Luego de los malos resultados se quiere tomar una decisión y ahí se encapricha Gustavo, diciendo que todavía tiene chances de ir al Mundial (Rusia 2018) y está en su derecho de hacer respetar su contrato”.

No es amor al deporte. “Si la FEF tomaba la decisión de separarlo cuando salió ese audio (con “Vinicio”), la dirigencia iba a ser fuertemente atacada. La tomó en este momento, el DT se encaprichó y ahí viene un tema no tanto de amor al deporte sino de encaprichamiento, ya no piensas en el país y más que en tu beneficio, piensas en el perjuicio del otro”.

Ataques de GQ a la altura quiteña. 
“Eso le pasó también dirigiendo a Bolivia, no quería jugar en La Paz porque decía que los mejores jugadores de Bolivia estaban en Santa Cruz. A la final debes tener un buen equipo, que toque bien la pelota, que presione, no es el tema de la altura, es porque los jugadores no traen el ritmo que necesitan para jugar en la altura. Son cosas que abres el paraguas, que no me equivoqué, se equivocó la altura. Hay muchos equipos en el mundo que tienen altura y no la saben aprovechar como Bolivia. Así juegues bajo el agua no vas a clasificar si no cuentas con jugadores que estén en su mejor momento”.

Los “huevos” de Quinteros.
 “Él está ahí adentro y podía arreglarlo directamente (en alusión a las recientes declaraciones de Quinteros al manifestar que ‘en Ecuador nadie tiene los huevos para decir lo que pasa en la FEF’), ahí los tenía a los directivos, cada semana estaba con ellos. Si no se encontraba a gusto debía dar un paso al costado. El tema de echar la culpa a otros, si quiere que alguien más levante la voz, pásale los datos. Él (Quinteros) tiene muchos amigos en la prensa. Le echa la culpa a la prensa de situaciones que no supo manejar. No tiene sentido prender el ventilador y tirar mierda a todos”.

Fuente: Fútbol Ecuador